Abril 2020

El Noticiero de la Salud con ERICK ESTRADA Y ALEJANDRA ATILANO.
CÁPSULA ESPECIAL “LO QUE NO NOS DICEN DE LA CONTAMINACIÓN”
(25-04-2021)
LA CONTAMINACIÓN DEL AIRE PROVOCA LA MUERTE DE MÁS DE 7 MILLONES
DE PERSONAS CADA AÑO, DE ACUERDO A DATOS DE LA ORGANIZACIÓN
MUNDIAL DE LA SALUD EN EL 2020, 13 PERSONAS FALLECEN CADA MINUTO POR
LA CONTAMINACIÓN DEL AIRE.


La sociedad humana comenzó el siglo XXI con el exterminio de la tercera parte
de la vida silvestre del planeta y la desaparición del 60% de los vertebrados tan
solo en los últimos 40 años
Antes de morir por la contaminación del aire, la población que vive en ciudades
con aire muy sucio desarrolla varias enfermedades: Alzheimer, Parkinson,
Infartos cardíacos y cerebrales, insuficiencia renal, asma, cáncer de pulmón,
obesidad, diabetes, pérdida de fertilidad, etc.
El CO2, bióxido de carbono es el contaminante más conocido porque está
relacionado con el calentamiento global, provocando cambios en el clima a tal
grado que estamos observando frecuentemente reportes especializados sobre
el exterminio masivo de especies vegetales y animales por el calentamiento
global de la atmósfera; desde el 2001, cada año que pasa se rompe el récord del
año más caliente en la historia de la humanidad y los gobiernos de todo el
mundo continúan con una actitud suicida ante la contaminación del ambiente,
privilegiando a la economía sobre la salud; sin considerar que cuando falta la
salud, de nada sirve la bonanza económica; tan solo el CO2 provoca la muerte
de más de 4.5 millones de personas cada año; más de 8 personas muertas por
minuto, por respirar niveles altos de CO2.
La Organización Mundial de la Salud ha reiterado en varias ocasiones, desde
hace varios años al gobierno de México que se debe de declarar contingencia
ambiental cuando los niveles de ozono superan los 100 imecas; sin embargo, los
gobiernos en turno han decidido que la contingencia ambiental se decretará
hasta que el ozono llegue a los 160 imecas, sabiendo la alta peligrosidad a partir

de los 100 unidades; es decir, México debería de vivir en estado de contingencia
ambiental casi permanente, por ozono y por muchos otros contaminantes.
La contingencia más reciente por partículas de 10 micras, las PM10, ocurrió en el
2019 con un puntaje de 164 microgramos por metro cúbico de aire; ahora, el 30
de marzo del 2021 Víctor Hugo Páramo Coordinador de la Comisión Ambiental
de la Megalópolis (Came) nos informa que para declarar la contingencia por las
PM10, se hará cuando haya 215 microgramos de PM10 por metro cúbico; el
lunes 28 de marzo del 2021 las partículas de 10 micras (PM10) alcanzaron los
625 microgramos por metro cúbico, cuando el máximo tolerable es de 50
microgramos; sin embargo, no se declaró ninguna contingencia, a pesar de que
estuvo en grave peligro la vida de toda la población que estaba al aire libre
entre las 17 y las 19 horas en el Valle de México.
A pesar de que se redujo el uso de los automóviles durante la pandemia en el
2020 y lo que va del 2021, la contaminación siempre se mantuvo en niveles de
alta peligrosidad para la población, debido a varios factores: la refinería de Tula,
Hidalgo ha incrementado el uso de un combustóleo de muy mala calidad, pues
tiene 5 veces más azufre (2.5%) que lo recomendado por la International
Maritime Organization (IMO), la cual recomienda como máximo un 0.5%.
La contaminación del aire no se redujo durante la pandemia porque el
transporte público y de carga usan diésel como combustible y así se explican, los
niveles de alta peligrosidad para la salud humana de carbón negro en el aire,
ozono y de partículas muy pequeñas que entran directamente hasta el torrente
sanguíneo como las PM10, partículas que miden 10 micras y otras mucho más
pequeñas, las PM2.5, partículas que miden 2.5 micras y ambos grupos de
partículas entran directamente hasta el torrente circulatorio, causando graves
daños en todos los órganos vitales, comenzando por los daños cerebrales, como
el Alzheimer, pérdida de memoria, Parkinson, infartos cerebrales y cardíacos,
cáncer, etc.
De las decenas de partículas contaminantes en el aire que respiran en las
grandes ciudades, además del ozono, las PM10, las PM2.5, también está
presente del dióxido de nitrógeno y el dióxido de azufre por continuar con la
quema de combustibles fósiles.

Este 22 de abril del 2021, Día Mundial de la Tierra, los gobernantes volvieron a
reiterar las promesas de reducir los contaminantes del ambiente, sobre todo los
responsables del calentamiento global; y cada año, oímos las mismas promesas,
las cuales sabemos, como cada año, que no se van a cumplir; debemos de tener
claro que los gobernantes siempre han privilegiado a la economía, sin importar
el deterioro de la salud de los pueblos.
La contaminación del ambiente deteriora el sistema inmunológico, lo cual
redunda en un deterioro generalizado de la salud de todos los seres vivos que
viven en las grandes ciudades
La mejor manera de contrarrestar todos ésos daños, es a través del consumo de
un mínimo de 3 mil unidades de antioxidantes, lo cual es muy fácil de alcanzar
con una Dieta Vegetariana y de preferencia a base de sólo vegetales vivos,
frescos y crudos, privilegiando el consumo diario de 300 gramos de frutos rojos
como fresas, arándanos, frambuesas, zarzamora, granada roja y capulines
mexicanos; se recomienda el consumo de 150 gramos de una mezcla de al
menos 6 semillas oleaginosas como fuente de antioxidantes, minerales,
proteínas y grasas de alta calidad para los humanos: nueces, almendras,
ajonjolí, linaza, chía, semillas de girasol y de calabaza, cacahuates, pistaches sin
sal, nuez de la India, avellana, macadamia, piñones rosas y blancos; también es
muy recomendable el consumo de tres platos de 300 gramos de frutas de
temporada, lo más variado posible y otros tres platos de 300 gramos de
verduras, también lo más variado posible; al menos 7 frutas y 7 verduras
diferentes cada día.
Para mayor información se puede consultar el Libro El Modelo Herbívoro, el
Nuevo Modelo Alimenticio de Homo sapiens, Erick Estrada, 2019, 170
monografías de 170 alimentos saludables, 470 páginas, 2da Edición, se puede
pedir al whatsapp 59-51-13-46-20.