Julio 2020

El Noticiero de la Salud con ERICK ESTRADA Y ALEJANDRA ATILANO                                    

CÁPSULA ESPECIAL SOBRE “SUBAMOS NUESTRA FRECUENCIA VIBRACIONAL” (7-07-2020)


DEBEMOS DE APROVECHAR EL CONFINAMIENTO PARA SUBIR LA FRECUENCIA VIBRACIONAL DE NUESTRO CUERPO FÍSICO, DE NUESTRO CUERPO MENTAL, DE NUESTRO CUERPO ESPIRITUAL; PERO SOBRE TODO, DEBEMOS DE AUMENTAR LA FRECUENCIA VIBRACIONAL DE NUESTRO CUERPO ENERGÉTICO; PUES ES MUY EVIDENTE QUE ESTAMOS MUY DEBILITADOS COMO SOCIEDAD HUMANA, COMO ESPECIE ANIMAL QUE SE HA NEGADO A FORMAR PARTE DE LA NATURALEZA.


Miles de personas tenemos la certeza de que hemos equivocado el camino; como especie animal del planeta tierra, estamos llevando a la naturaleza hasta su exterminio; hemos equivocado el camino de la ciencia y de la tecnología; resulta increíble que seamos la especie más inteligente del planeta, y todo está sucio contaminado: 


El aire que respiramos nos hace daño; está muy sucio porque usamos el petróleo como combustible para mover el trasporte y miles de industrias; más de 30 mil mexicanos mueren al año por ello.


La civilización humana ha arrojado tantos deshechos a la atmósfera, que ya produjo su calentamiento y cada año que pasa es el más caliente y el más contaminado en toda la historia; y de seguir así, los cambios en el clima harán cada vez más difícil seguir habitando nuestro planeta; la mayoría de los gobiernos han asumido una actitud suicida.


Resulta increíble saber que toda el agua que consumimos está sucia y que ningún filtro separa los plásticos que producen enfermedades del sistema endocrino y muchas otras; la contaminación del agua en los mares y los océanos está acabando con la vida; todavía no conocemos todas las especies que ahí viven y ya se están extinguiendo.


La tierra donde se cultivan los alimentos también está sucia con miles de sustancias muy peligrosas como los pesticidas, 80% cancerígenos y los fertilizantes químicos sintéticos; por donde pasan los humanos queda todo inservible.


El absurdo de la ingeniería genética, buscando reducir los costos de producción, dio origen a los cultivos transgénicos como el maíz-bt, prohibido en casi todos los Estados de la Comunidad Económica Europea porque produce cáncer de mama a nivel experimental; ése maíz, se vende en la mayoría de las tortillerías.


Así que no debe de extrañarnos que ante la desastrosa relación de Homo sapiens con la naturaleza, un virus de la familia de los Coronavirus, con los cuales hemos compartido el planeta por miles de años; ahora, en pleno Siglo XXI, nos obliga a encerrarnos en nuestras casas, provocando la pérdida de millones de empleos y el cierre de miles de empresas y en México; como no se ha apoyado económicamente a la población vulnerable; la pandemia no sólo no ha cedido, sino que seguirá incrementándose el número de contagios y de muertos; a menos que el gobierno federal cambie de estrategia y use nuestros impuestos para llevar despensas a todas las familias que lo requieran; y sólo así, será exitoso el confinamiento y se controlará la pandemia; de no hacerlo, seguirá trastornada la vida nacional. 


Los ecosistemas en México se están exterminando: de las selvas tropicales sólo queda el 10% y de los bosques templados sólo queda el 30%; la especie humana es ya la peor plaga animal que le ha caído al planeta tierra.


Qué paradoja, los Estados Unidos de Norteamérica es el país con el mayor número de Premios Nobel; con el mayor desarrollo en ciencia y tecnología; y al mismo tiempo es el país con el mayor porcentaje de su población enferma y ocupa, y ocupará el primerísimo lugar en contagios y muertos por el Covid-19; pues su sistema alimentario, por estar casi totalmente equivocado, promueve la reproducción de todos los microbios. 


Ante este panorama desolador, el Dr. Erick Estrada les va a compartir algo de la Sabiduría que aprendió con María Sabina, la Sabia de los Hongos, de la Sierra de Huautla de Jiménez, Oaxaca:


Proponemos a las sociedades humanas hacer un alto en el camino, guardar silencio unos minutos y Meditar con la Luz del Cosmos, … comenzar a practicar La Respiración de la Luz, para que nos conectemos con su frecuencia vibracional y comencemos a aumentar la frecuencia vibracional de cada pedacito de nuestro cuerpo; … sí …, somos seres de luz, … somos energía en movimiento; … es fundamentalmente importante volver a sentir que formamos parte de la naturaleza; … es importante sentir que formamos parte del Planeta Tierra; … sentir de nuevo, que los humanos somos una pieza más del ecosistema; … que venimos a la tierra para ser felices; … que venimos a la tierra para armonizar con la naturaleza … y no para someterla, … mucho menos para exterminarla.


Cómo sentir que estamos sanando?: … El aire que respiramos, … no es sólo aire, … no, … el aire que respiramos está lleno de partículas de luz que vienen de nuestro sol, … y de otros soles; … si observas con atención, … verás que ésos millones de partículas de luz, se parecen a las estrellas de la noche, … parecen puntos de luz que palpitan; … y millones de ellas, … entran a nuestros pulmones cada vez que respiramos; … y cada partícula de luz tiene una frecuencia vibracional que produce su movimiento, … las partículas de Luz … no se mueven en línea recta, … no, … las partículas de luz de mueven de manera ondulatoria, … produciendo una fuerza energética, … la fuerza electromagnética; … sí, … cada pedacito de nuestro cuerpo se llena de luz cada vez que respiramos, … miles de partículas de luz viajan dentro de cada átomo de oxígeno; … y juntos … atraviesan fácilmente la pared de los pulmones, … y en pocos segundos llega la sangre llena de oxígeno y de partículas de Luz al corazón, … para de ahí bombear ésa sangre luminosa y llena de oxígeno, a cada pedacito de nuestro cuerpo.

 

 

_________________________________________________________________________________________

 

El Noticiero de la Salud con ERICK ESTRADA Y ALEJANDRA ATILANO                                    

CÁPSULA ESPECIAL SOBRE “EL COLESTEROL, LOS TRIGLICÉRIDOS Y EL COVID-19” (22-07-2020)


Un medicamento para reducir el colesterol, el Fenofibrato (Tricor), al permitir a las células pulmonares quemar más grasa; y por lo tanto reducir la grasa disponible; ésta reducción de grasa, rompe el control del virus sobre las células pulmonares y por lo tanto, bloquea la capacidad de reproducción del virus; es decir, este tratamiento restringe la capacidad del coronavirus, el covid-19, para replicarse; y lo más sorprendente para el equipo de investigación, es que bastan cinco días de tratamiento, para que el virus desaparezca casi por completo; así que ahora se cuenta con otra alternativa para reducir casi en su totalidad lo dañino o la severidad del virus, reducido a los síntomas de un resfriado común.


Se estudiaron las formas en las que el covid-19 modifica los pulmones de los pacientes contagiados, para reproducirse: este virus evita la quema rutinaria de carbohidratos y como consecuencia, se acumulan grandes cantidades de grasa dentro de las células pulmonares; ésas son las condiciones ideales para que el virus se reproduzca, usando todos los recursos que están en cada célula pulmonar: el combustible a base de la grasa; tanto colesterol como triglicéridos, así como el material genético de la célula para replicar su propio genoma.


Esta investigación científica es encabezada por el Dr. Ya’acov Nahmias, de la Universidad Hebrea de Jerusalén, Israel y el Dr. Benjamín TenOever del Centro Médico Monte Sinaí de Nueva York, E. U.; la investigación fue publicada en la revista científica Cell Press Sneak Peak y el reporte nos llegó a través de la Revista Semana.


Los estudios experimentales se llevan a cabo, tanto en Nueva York como en Israel y el estudio se ha repetido varias veces en tejidos de pulmón; los estudios clínicos, también se están haciendo tanto en pacientes voluntarios en Israel como en los Estados Unidos de Norteamérica.


Estos resultados muestran a juicio del Dr. Nahmias, que podemos controlar la reproducción del coronavirus si lo privamos de los recursos, o sea la grasa, que necesita para sobrevivir; ahora comprendemos cómo el covid-19 controla nuestro metabolismo; el metabolismo de las grasas que usa como combustible para reproducirse, pues se trata de microbios parásitos.


Los combustibles que requiere el covid-19 para reproducirse existen en abundancia en los pulmones de los pacientes obesos, en los que padecen diabetes, hipertensión, infartados y en general en todas las personas que consumen grandes cantidades de azúcares y grasas; como ocurre con toda la población que contiene altos niveles de colesterol por la dieta omnívora de lácteos, carnes de todo tipo y huevo; así como grandes cantidades de triglicéridos por comer todos los alimentos de la panadería y toda la chatarra; ésas grasas de la dieta omnívora, generalmente están oxidadas y están depositadas en todos los tejidos de todos los órganos, incluyendo los pulmones y por lo tanto, en la mitad de la población los niveles de colesterol y triglicéridos en el torrente sanguíneo salen “normales” en los estudios de laboratorio; los cuales sólo registran los niveles de grasas que están en la circulación; y nunca miden las grasas que se depositan cada minuto en las células de todos los tejidos, de todos los órganos; aunque los órganos famosos son el hígado graso y el cerebro graso; en realidad son todos.


Esta información, también nos ayuda a explicar por qué durante la actual pandemia, a los vegetarianos y sobre todo a los vegetarianos estrictos, a los de dieta vegetariana cruda, ni un catarrito les ha dado cuando se contagian con el covid-19: primero por los bajos niveles de colesterol y bajos niveles de triglicéridos; lo cual impide la reproducción del virus; y segundo, por el pH alcalino en los pulmones debido a la dieta vegana; todo lo contrario observamos en las personas que comen de todo, siempre con niveles altos de colesterol y triglicéridos; grasas que por lo general se van depositando lentamente en las células de los tejidos de todos los órganos vitales como los pulmones.


Consideramos muy importante para la población, que comprenda que el virus solo, no es nada, ni representa nada, no representa ningún peligro para nadie, mientras esté sólo es totalmente inofensivo; ni siquiera es capaz de reproducirse solo; se trata de un microbio parásito que requiere de un ser vivo para iniciar y completar su ciclo de vida.


Los problemas comienzan cuando los humanos llevan un estilo de vida equivocado, a base de una dieta omnívora; pues se trata de una especie herbívora; cuando los humanos dejan de caminar y trotar; pues se trata de una especie nómada y además empeora su salud cuando vive constantemente estresado, con miedo o deprimido; estas tres condiciones generales reducen la fortaleza del Sistema Inmunológico, bajan las defensas y se produce un ambiente ligeramente ácido dentro de los pulmones, haciendo muy propicias las infecciones con el covid-19.


La presente investigación da sustento y explica el éxito del tratamiento médico que desarrollamos en el Programa Universitario y que hemos aplicado a varios cientos de pacientes en los Consultorios de Fórmulas Herbolarias, frente a la puerta Norte de la Universidad Autónoma Chapingo, con una eficacia del 100%, a base de la Hierba del Sapo: las Fórmulas Herbolarias PC-300 y R-250, las cuales eliminan el colesterol y los triglicéridos; tanto los que están en el torrente sanguíneo, como los que están ya depositados al interior de las células de los tejidos, como es el caso de las células pulmonares; y de ésa manera eliminar el alimento preferido del covid-19 y por lo tanto se deja de reproducir en los próximos cinco días.


Además, hemos recetado como parte del tratamiento dos extractos de antimicrobianos de uso general contra virus, bacterias y hongos patógenos: el Amargo a base de la corteza del Chaparro Amargo y el CitriCand-30 a base de las semillas de cítricos, principalmente de toronja.


Recetamos como parte del tratamiento integral la Dieta Vegetariana estricta, y de preferencia cruda, con el fin de cambiar el pH de los pulmones: de ligeramente ácido, el cual favorece la reproducción del virus por la dieta omnívora, además de los alimentos fritos y horneados, hacia un pH ligeramente alcalino por efecto de la dieta vegetariana cruda, lo cual inhibe la reproducción del covid-19.


El tratamiento incluye a la Meditación de la Luz como una técnica para el control del estrés; pero de acuerdo a las preferencias del paciente, se puede recurrir a otras como la Yoga o el Tai Chi.